NUTRIGENN

Ingredientes

Omega 3, Probióticos, Vitamina A (Palmitato), E, D3 (Colecalciferol), K1, C (Ac. Ascórbico), B3 (Nicotinamida), B5 (Pantotenato de calcio), B1 (Tiamina), B2 (Riboflavina), B6 (Piridoxina), B9 (Ac. Fólico), B12 (Cianocobalamina, B7 (Biotina), Sodio, Fosforo, Hierro, Potasio, Zinc, Magnesio, Manganeso, Cobre y L-glutamina.

Beneficios

Regulan el funcionamiento del metabolismo. Genera más energía. Recupera tus niveles y modula la función de tus genes. Antioxidante. Mejora el sistema Inmunológico. Antienvejecimiento. Desinflama, mejora la microcirculación. Previene de enfermedad. Mejorar la salud cardio vascular.Mejora la función del sistema nervioso. Estimular el aprendizaje y retener la memoria. Mejora la digestión.

Recomendaciones

Con NUTRIGENN, una cápsula diario revitaliza tus genes, fortalece todo tu organismo así como mejorar todas sus funciones, es completamente natural.

Omega 3. Forman parte de un grupo de grasas llamados ácidos grasos esenciales (AGE). Los AGE se consideran esenciales porque 1) nuestro cuerpo no puede fabricarlos (deben adquirirse a través de los alimentos que comemos) y 2) sin ellos nuestro cuerpo sufrirá enfermedades o dolencias. 

Reducen los triglicéridos, un tipo de grasa en la sangre. Reducen el riesgo de desarrollar latidos cardíacos irregulares (arritmias). Disminuyen la acumulación de placa, una sustancia que comprende grasa, colesterol y calcio, que endurece y bloquea las arterias. Ayudan a bajar ligeramente la presión arterial.

BIFIDOBACTERIUM LONGUM. -probiótico con cepa HNO 17 se encarga de restablecer el eje intestino cerebro con funciones muy importantes.

1.- Restablece digestión generando metabolismo adecuado y absorción de nutrientes para evitar formación de gases distensión así adecuadas evacuaciones.                                        2.- Estimula yeyuno terminal y colon ascendente a producir lactato butirato, acetato, omega 3 y a través del nervio vago, circulación y vía neurohumoral conexión con sistema nervioso central a producir serotonina, norepinefrina, dopamina para un correcto funcionamiento de neuronas y microglía, astrocito, de esta forma evitar la disfunción de dicho sistema.                                                                                                                                         3.-A través de placas de Peyer vía células plasmocitoides regular la función inmunológica con células B y T, en un 80%, muy por encima de vitamina C y zinc, además de disminuir inflamación crónica de bajo grado y revertir resistencia de insulina.  

La vitamina A. Es un antioxidante que se convierte en retinol (una forma activa de vitamina A) en la piel. Es conocido por sus propiedades antienvejecimiento, como mejorar la textura de la piel, promover la renovación celular y reducir la aparición de líneas finas.

Los carotenoides son los pigmentos de las plantas (tintes), cuando el organismo los digiere convierte estos compuestos en vitamina A.

El betacaroteno es un antioxidante. Los antioxidantes protegen las células del daño causado por sustancias llamadas radicales libres. Se cree que los radicales libres: Contribuyen al desarrollo de ciertas enfermedades prolongadas y juegan un papel en los procesos del  envejecimiento. Al comer alimentos con fuentes de betacaroteno, pueden reducir el riesgo de cáncer.

La vitamina E es un nutriente liposoluble presente en muchos alimentos. En el cuerpo, actúa como antioxidante, al ayudar a proteger las células contra los daños causados por los radicales libres. Los radicales libres son compuestos que se forman cuando el cuerpo convierte los alimentos que consumimos en energía. Las personas también están expuestas a los radicales libres presentes en el ambiente por el humo del cigarrillo, la contaminación del aire y la radiación solar ultravioleta. El organismo también necesita la vitamina E para estimular el sistema inmunitario a fin de que éste pueda combatir las bacterias y los virus que lo invaden. Ayuda a dilatar los vasos sanguíneos y evitar la formación de coágulos de sangre en su interior. Además, las células emplean la vitamina E para interactuar entre sí y para cumplir numerosas funciones importantes. Ayuda a Enfermedades cardiacas, Cáncer, Trastornos oculares y la Función mental.

Vitamina D3.  Ayuda al cuerpo a absorber el calcio, una de las principales sustancias necesarias para tener huesos fuertes. Junto con el calcio, la vitamina D contribuye a prevenir la osteoporosis, una enfermedad que hace que los huesos se vuelvan más delgados y débiles y sean más propensos a fracturas. Los músculos la necesitan para el movimiento y los nervios para transmitir mensajes entre el cerebro y otras partes del cuerpo. La vitamina D es indispensable para que el sistema inmunitario pueda combatir las bacterias y los virus que lo atacan. Debido a que nuestras fuentes de vitamina D son los alimentos, el sol y los suplementos dietéticos, una manera de saber si estamos recibiendo suficiente vitamina D es un análisis de sangre que mide la concentración de esta vitamina. 

Los científicos estudian la vitamina D para entender mejor cómo influye en la salud. Ósea y osteoporosis, Cáncer, Enfermedad cardíaca, Depresión, Esclerosis múltiple, Diabetes Tipo 2, Perdida de peso. Los beneficios de la vitamina D3: Absorción de calcio, Prevención de enfermedades crónicas, Influencia en el sistema inmunológico

Se debe recurrir a suplementos dietéticos en casos de déficit severo de vitamina D. Esta se encuentra en dos formas diferentes: D2 (ergocalciferol) y D3 (colecalciferol). Ambas sirven para aumentar la concentración de esta vitamina en sangre. Suelen requerir suplementación las personas mayores, mujeres en periodo de lactancia, personas de piel oscura (debido a que tienen menor capacidad de sintetizar la vitamina D), aquellas con obesidad y/o con afecciones como enfermedades del hígado, fibrosis quística o la enfermedad de Crohn.

La vitamina K1. también llamada filoquinona o fitonadiona, es sintetizada por las plantas y es la forma predominante de vitamina K en la dieta humana[1]. Las principales fuentes son los vegetales de hoja verde (p. ej. berro, perejil, col, espinaca, lechuga), vegetales del género Brassica (p..La vitamina K es importante para tener huesos sanos. Algunos estudios de investigación indican que las personas que consumen más alimentos ricos en vitamina K1 tienen huesos más fuertes y menos probabilidades de romperse la cadera que las personas que consumen menos de estos alimentos.

Vitamina C (ácido ascórbico).  Es un nutriente que el cuerpo necesita para formar vasos sanguíneos, cartílagos, músculos y colágeno en los huesos. La vitamina C también es vital para el proceso de curación del cuerpo.

La vitamina C es un antioxidante que protege las células contra los efectos de los radicales libres, las moléculas que se producen cuando el cuerpo descompone los alimentos o se expone al humo del tabaco y la radiación del sol, rayos X u otras fuentes. Los radicales libres pueden desempeñar un papel en las enfermedades cardíacas, el cáncer y otras enfermedades. La vitamina C también ayuda al cuerpo a absorber y almacenar el hierro.

La vitamina B3 ayuda a algunas enzimas a funcionar correctamente y ayuda a que la piel, los nervios y el aparato digestivo se mantengan saludables. La vitamina B3 se encuentra en muchos productos vegetales y animales.

La vitamina B3 o niacina es una vitamina hidrosoluble, es decir, soluble en agua. Se absorbe por difusión pasiva, no se almacena en el organismo y los excedentes se eliminan en la orina.

Su papel en el metabolismo se encuadra en los grupos prostéticos de coenzimas o como precursora de las mismas. Compuestos esenciales en el metabolismo, como NADH y NAD+, y NADPH y NADP+, son derivados de ésta vitamina. También participa en la reparación del ADN.

Vitamina B5. Nutriente del complejo de la vitamina B que el cuerpo necesita en pequeñas cantidades para funcionar y mantenerse sano. La vitamina B5 ayuda a algunas enzimas a usar alimentos y hacer muchas sustancias usadas en el cuerpo, y protege las células contra el daño de los peróxidos. 

El ácido pantoténico o vitamina B5 es un micronutriente cuya función es convertir los alimentos en energía para nuestro cuerpo. Es vital para muchas funciones de nuestras células, pero sobre todo para la fabricación y descomposición de grasas en energía. La vitamina B5 también es necesaria para el crecimiento y para la producción de hormonas y colesterol.

La vitamina B1, también conocida como tiamina (Vitamina de la moral), es una vitamina hidrosoluble, insoluble en alcohol, que forma parte del complejo B. Su absorción ocurre en el intestino delgado (yeyuno, íleon) como tiamina libre y como difosfato de tiamina (TDP), la cual es favorecida por la presencia de vitamina C y ácido fólico, pero inhibida por la presencia de etanol (alcohol etílico). 

La vitamina B1 ayuda a algunas enzimas a funcionar correctamente, ayuda a descomponer los azúcares de los alimentos y mantiene los nervios y el corazón saludable. La tiamina es buenísima para tratar la piel roja, irritada, propensa al acné o seca. También mejora la apariencia de líneas finas y arrugas. alternativa para piel seca o el acné. Vitamina B3 (ácido nicotínico o niacinamida): Una de las más famosas en el skin care

Vitamina B2. La riboflavina, conocida también como vitamina B2,es importante para el crecimiento, desarrollo y funcionamiento de las células del cuerpo. La riboflavina ayuda a convertir los alimentos consumidos por una persona en la energía que necesita.

La vitamina B2 tiene varias funciones en el organismo, por ejemplo, interviene en procesos de crecimiento y reproducción o participa en la oxidación de aminoácidos y ácidos grasos.

Otra función descubierta relativamente hace poco, es su posible relación con la microbiota intestinal. En un estudio muy reciente se pudo observar que la suplementación de riboflavina (B2) daba como resultado un aumento significativo de la concentración de butirato. 

Vitamina B6 (piridoxina), es importante para el desarrollo cerebral normal y para mantener saludables al sistema nervioso y al sistema inmunitario. Las fuentes alimentarias de vitamina B-6 incluyen carne de aves, pescado, papas, garbanzos, bananas y cereales fortificados.

La vitamina B6 es necesaria para el correcto funcionamiento de los azúcares, las grasas y las proteínas del cuerpo. También es necesario para el desarrollo del cerebro, los nervios, la piel y muchas otras partes del cuerpo. Se encuentra en cereales, legumbres y huevos, y a menudo se usa con otras vitaminas B en productos del complejo de vitamina B.

Las personas comúnmente usan vitamina B6 para prevenir y tratar la deficiencia de vitamina B6. También se usa para enfermedades cardíacas, síndrome premenstrual (SPM), depresión, náuseas matutinas, enfermedad de Alzheimer, cólicos menstruales, diabetes y muchas otras condiciones, pero no existe una buena evidencia científica que respalde muchos de estos otros usos.

Ácido Fólico, es una vitamina del complejo B9, que es fundamental para prevenir enfermedades degenerativas como la diabetes, cáncer de mama, cáncer cérvico-uterino, cáncer de próstata, presión arterial, además de ayudar al organismo a crear células nuevas.

Sus beneficios van más allá de la prevención de defectos del tubo neural durante el embarazo. El ácido fólico también puede tener un impacto positivo en la salud cardiovascular, prevenir la anemia megaloblástica, promover la salud mental y emocional, y ayudar en la prevención de algunas enfermedades crónicas.

Es importante tener en cuenta que la mejor manera de obtener ácido fólico es a través de una dieta equilibrada que incluya alimentos ricos en esta vitamina, como verduras de hoja verde, legumbres, cereales fortificados y frutas cítricas. Sin embargo, en algunos casos, puede ser necesario complementar la dieta con suplementos de ácido fólico bajo la supervisión de un profesional de la salud.

La vitamina B12 es un nutriente que ayuda a mantener la salud de las neuronas y la sangre. Además, contribuye a la formación del ácido desoxirribonucleico (ADN), el material genético presente en todas las células.La vitamina B12, al igual que las otras vitaminas del complejo B, es importante para el metabolismo de proteínas. Ayuda a la formación de glóbulos rojos y al mantenimiento del sistema nervioso.

Es importante para el metabolismo dentro del cuerpo. El mismo abarca los procesos de generación y uso de energía, incluyendo nutrición, digestión, absorción, eliminación, respiración, circulación y regulación de la temperatura.

Se reduce el riesgo de sufrir anemia. Se dota al cuerpo de la energía suficiente para afrontar el día y las actividades físicas. Disminuye el riesgo de tener mareos. Aumenta las defensas del sistema inmunitario y, por ende, la resistencia a virus y enfermedades. Contribuye a mejorar salud de la piel, cabellos y uñas. Ayuda a curar más rápido las heridas de la piel.

 
 

La biotina (vitamina B7)es una vitamina que se encuentra en alimentos como huevos, leche y plátanos. La deficiencia de biotina puede causar adelgazamiento del cabello y sarpullido en la cara. La biotina es una parte importante de las enzimas del cuerpo que descomponen sustancias como grasas, carbohidratos y otras.

Los científicos estudian la biotina para entender mejor cómo afecta la salud.  Se promueven los suplementos dietéticos que contienen biotina para mejorar la salud del cabello, la piel y las uñas . En algunos estudios pequeños, algunas personas con uñas finas y debilitadas que tomaron altas dosis de biotina notaron las uñas más fuertes. Los médicos también han reportado que, en algunos casos, las altas dosis de biotina han mejorado un trastorno raro del cabello en los niños y de erupción cutánea en los bebés. 

Sodio. El cuerpo utiliza el sodio para controlar la presión arterial y el volumen sanguíneo. El cuerpo también necesita sodio para que los músculos y los nervios funcionen apropiadamente.

El sodio. Interviene en el equilibrio ácido-base. Ayuda a mantener el equilibrio de los líquidos corporales dentro y fuera de las células (homeostasis). Es necesario para la transmisión y la generación del impulso nervioso. Ayuda a que los músculos respondan correctamente a los estímulos (irritabilidad muscular). El consumo excesivo de sodio se relaciona con un incremento del riesgo de hipertensión arterial.

 

Fosforo, es un mineral que se encuentra en cada un de las células de nuestro organismo. La mayor parte del fósforo está en los huesos y los dientes, y otra parte en los genes. El organismo necesita fósforo para producir energía y llevar a cabo muchos procesos químicos importantes. Un componente estructural importante de las membranas celulares que apoyan  la síntesis de ADN Y ARN

Es necesario para el crecimiento y el desarrollo normales de los huesos en los niños. El fósforo contribuye al funcionamiento normal de las membranas celulares y al metabolismo energético normal.

Hierro, es un mineral que se encuentra en cada célula del cuerpo. El hierro se considera un mineral esencial debido a que se necesita para producir hemoglobina, una parte de las células sanguíneas. El cuerpo no puede producirlo, por lo que debe ingerirse con los alimentos que comemos.

Los científicos estudian el hierro para determinar cómo afecta a la salud. La función más importante del hierro es la prevención de la anemia ferropénica y los problemas que esta causa. Embarazadas Durante el embarazo, aumenta la cantidad de sangre en el
cuerpo de la mujer, lo cual significa que necesita más hierro para ella y el bebé en crecimiento. La anemia ferropénica infantil puede causar retrasos en el desarrollo psicológico, aislamiento social y disminución de la capacidad de prestar atención. Entre los 6 y 9 meses, los bebés nacidos a término podrían presentar carencia de hierro. El tratamiento principal para la anemia causada por una enfermedad crónica consiste en tratar la enfermedad subyacente.

El potasio es un mineral que el cuerpo necesita para funcionar normalmente. Es un tipo de electrolito. Ayuda a la función de los nervios y a la contracción de los músculos y a que su ritmo cardiaco se mantenga constante. También permite que los nutrientes fluyan a las células y a expulsar los desechos de estas. Una dieta rica en potasio ayuda a contrarrestar algunos de los efectos nocivos del sodio sobre la presión arterial, cálculos renales, salud osea, control en el azúcar en la sangre, diabetes tipo 2.

El potasio es un ingrediente en muchos de los sustitutos de la sal que las personas usan para reemplazar la sal de mesa. Si tiene una enfermedad renal o si toma ciertos medicamentos, estos productos podrían elevar mucho sus concetraciones de potasio en la sangre. Consulte con su proveedor de atención médica antes de usar sustitutos de la sal.

El zinc es un nutriente que las personas necesitan para mantener la buena salud. El zinc está presente en las células de todo el cuerpo. Ayuda al sistema inmunitario a luchar contra las bacterias y los virus que lo atacan. El cuerpo también usa el zinc para producir ADN (el material genético de las células) y las proteínas. En el embarazo, la infancia, la niñez y la adolescencia el cuerpo necesita el zinc para crecer y desarrollarse bien. El zinc también favorece la cicatrización de las heridas y es importante para el buen funcionamiento del sentido del gusto.

El zinc está presente en muchos alimentos. Para consumir la cantidad recomendada de zinc deberá comer una variedad de alimentos, como los siguientes: 1. ostras, que contienen una gran cantidad de zinc; carne, pescado, aves, mariscos, como cangrejos y langostas, además de los cereales para el desayuno fortificados, son otros alimentos abundantes en zinc; frijoles, nueces, cereales integrales, huevos y productos lácteos también aportan zinc.

El magnesio. Son numerosos los estudios que han demostrado la importancia del magnesio para la salud de las personas. Sus beneficios no han dejado indiferente a nadie, siendo estos los más importantes:

Ayuda a las reacciones bioquímicas realizadas de forma continua por las enzimas. Aumenta el rendimiento físico, ya que favorece el movimiento del azúcar en la sangre de los músculos, eliminando el ácido láctico. Reduce la presión arterial sistólica y diastólica. Mejora el estado de ánimo y combate la depresión. Tiene efectos antiinflamatorios. Reduce la posibilidad de padecer obesidad, ya que reduce la resistencia ala insulina. Ayuda a prevenir la diabetes, las migrañas y otras enfermedades de tipo crónico. Mejora los síntomas del síndrome premenstrual, evitando la retención de líquidos, los calambres abdominales y la irritabilidad. Es un excelente aliado contra la descalcificación de los huesos y la artrosis. Facilita la depuración del organismo haciendo que los riñones trabajen de manera adecuada eliminando los residuos orgánicos. Previenen enfermedades oftalmológicas como la degeneración macular, las cataratas o los problemas con la visión nocturna.

Son numerosos los estudios que han demostrado la importancia del magnesio para la salud de las personas. 

 

Manganeso. Es un mineral que necesita el organismo para mantenerse sano. El organismo usa el manganeso para producir energía y proteger las células. El organismo también necesita manganeso para fortalecer los los huesos, para la reproducción, la coagulación sanguínea y para mantener un sistema inmunitario sano.

El manganeso es un mineral que está presente en el cuerpo en pequeñas cantidades. Se encuentra sobre todo en los huesos, el hígado, los riñones y el páncreas.

El manganeso ayuda al cuerpo a formar tejido conectivo, los huesos, los factores de coagulación sanguínea y las hormonas sexuales. El manganeso también es necesario para ayudar al funcionamiento normal del cerebro y los nervios del cuerpo.

Cobre. El organismo usa cobre para llevar a cabo muchas funciones importantes, como producir energía, tejidos conectivos y vasos sanguíneos. El cobre también ayuda a mantener el sistema nervioso y el sistema inmunitario y activa los genes.

Las funciones son variadas y todas ellas igualmente importantes, pero destacan: Participa en la producción de energía a partir de otros minerales y vitaminas, la formación de hemoglobina, glóbulos rojos y diversas enzimas o la eliminación de radicales libres. Interviene en la comunicación entre neuronas, en el funcionamiento cardiaco y colabora en la integridad del sistema nervioso central. Participa en la degradación de hidratos de carbono, lípidos y proteínas para generar energía en las  células.Participa en la producción de células inmunitarias y en la síntesis de un tejido conjuntivo flexible en todo el cuerpo.

L-glutamina es un aminoácido no esencia, es decir, el cuerpo es capaz de sintetizarlo a partir de otros aminoácidos o a través de los alimentos que se ingieren y es almacenado mayoritariamente en los músculos.  puede “volverse esencial”, por ejemplo, en la recuperación de quemaduras graves, intervenciones postquirúrgicas, cirugías intestinales, cuando se tiene una pérdida importante de masa muscular como puede ocurrir en enfermedades como el cáncer, donde la suplementación será necesaria. Además, es un suplemento de consumo habitual entre la población deportista.

Evita la pérdida de masa magra. Ayuda a prevenir lesiones durante el entrenamiento, gracias al efecto antioxidante. Refuerza el sistema inmune, actúa regulando la respuesta Inmune de IgA, anticuerpo importante combatiendo virus y bacterias. Mejora el funcionamiento y absorción intestinal. Favorece la memoria y concentración ya que es un neurotransmisor cerebral.

Carrito de compra
error: Content is protected !!